Rodrygo y Vinicius bailaron en el Metropolitano

rodrygo-y-vinicius-bailaron-en-el-metropolitano

Después de una semana cargada de polémicas, Rodrygo y Vinicius celebraron el gol con el que Real Madrid abrió la cuenta en el Metropolitano ante el Atlético en el derbi. Vea como lo hicieron en el video.

El Madrid lo hizo todo. Lo bueno: su primer tiempo letal delante y detrás . Y lo malo: cruzarse de brazos en el segundo tiempo y darle algo de vida al Atleti. Digo algo, porque cuando el Atleti marcó con la ayuda de una salida a por uvas de Courtois, era demasiado tarde. El partido dejó una impresión de un campeón de boxeo que visitaba en su ring a un aspirante. Y el combate mientras lo hubo en el primer tiempo, era el de un aspirante dando golpes: algunos al aire y otros a Courtois. Un campeón seguro, pausado , seguro de sí mismo frente a un bullicioso aspirante que pese a sus combinaciones de golpes no alcanzaba a la mandíbula del Madrid.

El Real Madrid se creía superior, lo transmitía en su rictus sobre el campo en la primera parte y parecía que el Atleti no se creía que podía ganarle.

el-madrid-letal-y-el-vinicius-actor

Sólo se lo creyó 12 minutos, los que transcurrieron entre el 1-2 y el final del partido. Esa electricidad, ese Atleti peleón era el que yo y los atléticos esperaban en el minuto 1 y no en el 82 cuando ya perdía 1-2 con gol de chamba de Mario Hermoso. El Madrid fue el Madrid y el Atleti no fue el Atleti. Los de Ancelotti se sentían tan tranquilos que pudieron jugar con fuego porque regalaron todo el segundo tiempo sin que el Atleti lo aprovechara.

El Madrid parecía ese boxeador que se siente tan superior que casi ni bailaba sobre el ring y el aspirante no se muy bien porqué, lo miraba y no lo golpeaba. Ese no es el Atleti ni es el espíritu de Simeone. El Atleti de los últimos 12 minutos podría haberle ganado perfectamente al Madrid de la primera parte, pero o estaba de parranda o cohibido. Encima el Madrid ha mejorado defensivamente, ha ganado en recursos físicos y técnicos en el medio campo, en el corazón del equipo y pese a que su referencia de arriba (Benzema) no estaba, no lo notó. Cambió el ataque más estático por el más bullicioso, escurridizo y de picadura de abeja de Rodrygo junto a la fantasía y rapidez de Vinicus. En la pasarela de nombres que hubo en el partido destaca muchísimo la ausencia de Joao Felix.

¿Jugó Joao Félix ? No sé como pero ese tarro de caviar no acaba de abrirse del todo.

Y el club está entregado a él, rechazando este verano 135 millones del United. Joao tiene que devolver más pronto que tarde todo ese torrente de confianza que el Atlético de Madrid le está dando. No sé si es cosa de Joao decir aquí estoy yo o de Simeone encontrarle el sitio. Me inclino más por lo primero.

Griezmann consumó uno de los 12-14 partidos como mucho, que puede jugar más de 45 minutos y no fue decisivo. Lo es más cuando sale en el segundo tiempo.

Y el otro nombre es Vinicius. Me gusta muchísimo el futbolista y me gusta muy poco el actor. Se lo tiene demasiado creído. Calma. Que pregunte en el Madrid cual es ese dicho de Di Stefano y cuando sacas pecho en el fútbol. Desprende un aroma de caminar por las nubes, que le perjudica. Vinicius es mucho menos futbolista cuanto más actor es. Debe dejarse de jugar los dos partidos que juega: uno para el Madrid y otro para la tele. Vinicius es menos si sigue así y si se olvida de su parte de actor y de ir con esa actitud de creído, será muchísimo mejor para él y para su equipo. No debe desperdiciar su talento con sus extravagancias y debe ser noticia por lo bueno que es y no por estar siempre en todas las salsas: cuando no es una sonrisa a destiempo, es fingiendo una entrada, o un golpe que no recibe o sobreactuando en una celebración. Vinicius debe ser noticia por su velocidad, por cómo fabrica el segundo gol del Madrid de donde no había nada, por su fantasía… y salirse de artificiales polémicas que le sitúan en unos debates que no son por lo que le pagan.

Sé que a Ancelotti no le agrada demasiado este otro Vinicius, sobre todo cuando no está Benzema en el campo, que parece que aun se crece mas en su carrera de actor en detrimento de la de futbolista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.