Cerrado el mercado… el Real Madrid tiene mucho trabajo por delante

cerrado-el-mercado…-el-real-madrid-tiene-mucho-trabajo-por-delante
Cerrado el mercado… el Madrid tiene ahora mucho trabajo por delante. Después de disfrutar de un cierre de ventana de fichajes tranquilo, la tensión vuelve a los despachos de Valdebebas. Confeccionada la plantilla que deberá afrontar el reto del sextete, el club ya se prepara para unos meses en los que debe empezar a solucionar bastantes cuestiones.

Unas más difíciles que otras, unas más claras que otras y unas más importantes que otras. El problema principal es que afectan a muchos jugadores. Entre los que tiene una situación deportiva complicada y los que terminan contrato, casi media plantilla está en el aire.

Acaba contrato el próximo verano. No hay nada que ponga en riesgo su continuidad en el Real Madrid más allá de 2023. Florentino Pérez lo tiene claro: Benzema es intocable. Ancelotti piensa lo mismo y el jugador es feliz en su rol de estrella absoluta del equipo. En este escenario, con el jugador a un nivel estratosférico y a un paso de coronarse Balón de Oro, la renovación hasta 2024 se da por hecha.

Cumple 37 años en una semana y acaba contrato en 2023. Ancelotti confesó recientemente que lo ve para seguir una temporada más y el club estaría encantado de que así fuese. Falta por conocer la postura del jugador y ver la evolución de una temporada en la que se producen muchas situaciones que decantarían la balanza a favor o no de su continuidad: rendimiento, resultados, lesiones…

También termina contrato en 2023 y ya rechazó una propuesta del club la pasada temporada para ampliar el contrato. El jugador dejó claro que prefería esperar para ser honesto sobre sus sensaciones deportivas y personales al final de la presente temporada. Su futuro está en el aire más por el jugador que por el club, que ya lo hubiese renovado. De momento sigue siendo intocable para Ancelotti y podría ser otro de los jugadores que se sumase a la política de ‘un año más’.

Acaba contrato en 2023 y habiendo estado en la rampa de salida este verano, todo apunta a que se marchará libre al finalizar su contrato. La renovación no está descartada, pero ahora mismo su futuro está fuera del Madrid a partir del próximo 30 de junio.

Otra más de los que acaban contrato el próximo verano. Su última renovación fue por dos temporadas en 2021. A sus 32 años mantiene su condición de jugador absolutamente imprescindible para la plantilla por lo que aporta dentro y fuera del campo. Bueno, bonito y barato. Si nada se tuerce, su renovación se da por hecha.

Termina contrato en 2023 y saldrá del Madrid tras cinco años en los que no ha habido ni un solo verano en el que el club no haya querido desprenderse de él.

Termina contrato en 2024, pero su situación es delicada a nivel deportivo porque la figura de Courtois le tiene completamente eclipsado. Ancelotti y el club están encantados con él, por su calidad y por su profesionalidad. El Madrid quiere que siga y mantener la tranquilidad que reina en la portería en todos los sentidos. El jugador tiene la última palabra en función de si quiere salir en busca del protagonismo que se le niega en el Madrid.

Uno más de la ‘lista 2023’. Falta de ‘feeling’ con Zidane, primero, cesiones, después, y una lesión que condicionó su última temporada, para terminar, han sido los obstáculos de un jugador que tiene el beneplácito de la grada y que ha conquistado a Ancelotti. El técnico ha elogiado la calidad del centrocampista, que tras la marcha de Casemiro tiene más opciones de jugar y cambiar su situación en el Madrid. Aun así, su continuidad está en el aire y dependerá de su protagonismo.

Está en el mercado desde el pasado verano. Al final de la presente temporada le restará un año de contrato y sería un poco más sencillo buscar una solución a su difícil situación en el Real Madrid. Hay esperanzas puestas en que este año pueda acercarse algo a su mejor nivel, pero tiene muy difícil tener la continuidad necesaria para que eso ocurra.

Tiene contrato hasta 2024, pero su situación deportiva es insostenible. No ha tenido la ocasión de salir del Madrid en verano y se enfrenta a otra temporada en la que apenas disfrutará de minutos salvo que busque una salida en el mercado de invierno. Al final de la temporada le restará un año de contrato y eso facilitará la búsqueda de una solución a su situación, mucho más fuera que dentro del Madrid.

Tiene contrato hasta 2025, pero es otro jugador cuyo futuro está en el aire un mercado tras otro. La competencia en defensa le deja sin margen para hacerse un hueco en los planes de Ancelotti. En invierno se podría valorar nuevamente su situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.