El peligro de una carrera menos

el-peligro-de-una-carrera-menos

Ancelotti reconoció tras el partido contra el Shakhtar que su equipo había perdido la concentración tras ponerse 2-0 a la media hora y que los jugadores, al ver controlado el encuentro, «a veces hacen una carrera menos…». Cuando poco después los ucranianos marcaron y apretaron el marcador pese al aluvión de ocasiones blancas el técnico recriminó con aspavientos a Benzema, a Vinícius, a Rodrygo y a Valverde que se hubieran desentendido de sus obligaciones defensivas facilitando así la contra rival.

No es la primera vez que el Real Madrid emite sensaciones claras no ya de relajación, sino más bien de exceso de autoregulación. A menudo los blancos se sienten tan superiores a sus rivales, tanto técnica como físicamente, que tienden a dosificarse más de lo aconsejable. Ancelotti, que tiene mucha mili hecha en esto del fútbol, sabe que esa hipotensión tiene que ver con dos ingredientes: la racha de nueve victorias consecutivas que interrumpió el Osasuna el pasado domingo y la cercanía del Mundial. Lo primero lo entiende; lo segundo le preocupa. Es verdad que lo que pasó ante el Shakthar tuvo más que ver con abusar de los adornos que con un exceso de confianza. Pero no es menos cierto que el técnico italiano se teme que en los diez próximos partidos (siete de Liga, tres de Champions) que el Madrid va a jugar de aquí al 10 de noviembre en un calendario apretadísimo, los futbolistas que van a participar en el Mundial de Qatar levanten el pie del acelerador y echen una carrera de menos o no acudan a un balón dividido por miedo a lesionarse. Y no estamos hablando de uno o de dos casos. En la plantilla blanca hay 14-15 jugadores con posibilidades reales de ir al Mundial.

MECANISMO DE DEFENSA

 

«Los futbolistas no lo reconocen, pero el miedo a una lesión que les prive de jugar el Mundial está ahí, es un mecanismo de defensa que existe. Es como los que dicen que no leen la prensa deportiva. Y eso no supone dudar de su honradez ni de su profesionalidad. Pero la incertidumbre, la novedad y el miedo a una lesión suponen un mecanismo de estrés importante»Lo dice José Carrascosa, psicólogo del deporte que sabe bien de lo que habla porque ha trabajado con su empresa ‘SaberCompetir’ en equipos como el Athletic, Valencia, Sevilla, Rayo Vallecano, Valladolid o Levante.

En el Barcelona y el Atlético de Madrid el número de futbolistas con muchas posibilidades de ir el Mundial es muy similar al club blanco: entre 13 y 15. Sin embargo, una diferencia importante es que azulgranas y rojiblancos se encuentran en una situación bastante delicada en sus respectivos grupos de la Champions, y las tres jornadas restantes van a ser decisivas. No clasificarse para los octavos supondría un varapalo deportivo, anímico y sobre todo económico de dimensiones siderales. Así que no está la cosa para regatear esfuerzos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *