Aguadulce con 5 atletas en la selección Mini-Basket de Coclé

Aguadulce continúa educando a sus atletas con los pocos recursos disponibles a nuestro alcance. Esta vez no es en el béisbol como tradicionalmente se esperaría, pero en el baloncesto. Se trata de los atletas Alan Hiu y Ricardo Chen quienes nos representan en la selección de Mini-Basket de Coclé SUB-12 y Analia Saavedra, Rodolfo Aranda y Sergio Grueso quienes nos representan en la SUB-10.

La Escuelita de Baloncesto de Aguadulce, conformada por Edgar Troya, Dan Butcher, Pavel Reyes, Mario González, Alexander Aguilar y Víctor De León, han estado formando a diversas generaciones de jóvenes promesas a través de los años.

Actualmente operan en la Cancha de Baloncesto de San Roque, que a pesar de haber pasado por múltiples mejoras, carece de tendido eléctrico y la facilidad que se solían tener en el Gimnasio de PANDEPORTE (actualmente deshabilitado), en donde tradicionalmente entrenaban.

Hoy día la mayoría de sus implementos deportivos salen del aporte económico que los propios entrenadores logran brindar y esporádicos aportes de la comunidad y autoridades del deporte.

Estos 5 atletas que hoy nos representan con los colores de Coclé, son un ejemplo de dedicación, entrega y compromiso… no solo de ellos sino de sus padres que los apoyan y van haciendo realidad sus sueños desde tan temprana edad.

Alan, Analia, Ricrado, Sergio y Rodolfo… todos tienen el potencial para llegar a ser las superestrellas de baloncesto de Panamá e incluso llegar a convertirse en profesionales de la disciplina. Qué orgullo más grande sería que en las páginas de su historia de éxito se escriba, que toda su comunidad de Aguadulce creyó en ellos y les apoyó desde un inicio.

Invitamos a todo el pueblo Aguadulceño a que sus miradas se detengan por un momento en la formación de nuevos atletas del baloncesto, que no solo es un deporte completo que modela todo el cuerpo de los atletas, sino que se forman a hombres y mujeres de bien a través de los valores de vida que se inculcan en cada práctica y en cada situación en donde ganar y perder se traduce en oportunidades de desarrollo y aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.